Rochester, Minnesota - Un estudio de Mayo Clinic no descubrió ninguna evidencia respecto a que los niños a quienes se les administra anestesia antes del tercer cumpleaños tengan menos coeficiente intelectual que aquellos que no la reciben. Sin embargo, el cuadro es más complejo en los que recibieron anestesia varias veces mientras eran pequeños, porque si bien su inteligencia es comparable, sus puntuaciones en las pruebas para medir la motricidad fina son un poco menores y hay más probabilidad de que los padres informen acerca de problemas de comportamiento y aprendizaje. Los resultados se publicaron en Anestesiología.

Scottsdale, Arizona - La población en envejecimiento crea una demanda constante y creciente para las cirugías de reemplazo de la rodilla. Lo más común es que la articulación de la rodilla se desgaste por osteoartritis, cuya prevalencia aumenta con la edad; aunque ahora la precisión del brazo robótico permite ayudar a una población mayor, dice el Dr. Cedric Ortiguera, cirujano ortopédico de Mayo Clinic.

Rochester, Minnesota - El moco nasal de color verde grisáceo o amarillento, al que el proveedor de atención médica podría referirse como secreción nasal purulenta, no es un signo obvio de infección bacteriana, aunque ese es un mito común hasta en la comunidad médica. Las infecciones de las vías respiratorias superiores, tanto virales como bacterianas, pueden provocar cambios similares en el tipo y color del moco nasal.

Jacksonville, Florida - La aplicación de un gorro hipotérmico disminuye significativamente la caída del cabello producida por la quimioterapia. Aunque el gorro hipotérmico podría conllevar algunos efectos secundarios menores, no se ha establecido ninguna relación con efectos secundarios graves.  Algunas personas cuestionan si los gorros hipotérmicos impedirían a la quimioterapia llegar a las células cancerosas en el cuero cabelludo, pero parece que ese riesgo es bajo.

Scottsdale, Arizona - La hepatitis es una enfermedad caracterizada por la inflamación del hígado y tiene varios tipos, entre ellos, hepatitis A, B y C. En el mundo entero, aproximadamente 240 millones de personas tienen una infección por hepatitis B y 80 millones tienen una infección por hepatitis C. Según la Organización Mundial de la Salud, anualmente fallecen casi 1.4 millones de personas a causa de una hepatitis viral.