Rochester, Minnesota - Los criterios de valoración indirectos que sirven para sustentar la mayoría de fármacos nuevos contra el cáncer autorizados en Estados Unidos generalmente no han pasado por un estudio formal, dicen los autores de un estudio publicado en la edición de junio de Mayo Clinic Proceedings. El análisis cuestiona el hecho de si la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) se adhiere a las normas que exigen que los criterios de valoración indirectos sean “razonablemente capaces de predecir” o estén “establecidos” a fin de servir para la autorización de subsidios.

San Diego, California - En aproximadamente 33 por ciento de pacientes con cáncer pancreático, el tumor rodea todo el páncreas y hasta abarca vasos sanguíneos fundamentales. La sabiduría tradicional desde hace mucho dice que la cirugía para extraer el tumor rara vez es una alternativa factible y la expectativa de vida normalmente se mide solo en meses. Sin embargo, Mayo Clinic, conjuntamente con oncólogos, cirujanos gastrointestinales, cirujanos vasculares y otros, descubre que muchos de esos pacientes en realidad son aptos para la cirugía. Mayo ha venido afinando el protocolo para tratarlos y en dos estudios, descubrió que la supervivencia puede ahora estirarse a años.

Rochester, Minnesota - Los sitios de funcionamiento de Mayo Clinic en Florida, Minnesota y Wisconsin fueron premiados gracias sus esfuerzos en pos de la sostenibilidad por parte de Practice Greenhealth, organización nacional dedicada a reducir las repercusiones de la atención de la salud sobre el ambiente.

Rochester, Minnesota - Podría sonar a adivinanza, pero… ¿qué ocurre cuando se combina un concurso por Internet, dos pacientes, cinco perros y 654 científicos de datos?

Rochester, Minnesota - La coprofagia, o sea comer las propias heces, es algo común entre los animales, pero rara vez se ve en los seres humanos. Los científicos de Mayo Clinic revisaron los casos de una docena de pacientes adultos diagnosticados con coprofagia en los últimos 20 años y descubrieron que ese comportamiento se relaciona con una amplia gama de trastornos neuropsiquiátricos, particularmente con demencias neurodegenerativas. Los resultados se publicaron en la Revista de Neurología.